Su diagnóstico se puede realizar a partir de los 6 años de edad, y es más frecuente en los niños que en las niñas. Si notas Algunos de los siguientes aspectos en su comportamiento debes consultar para evaluación:
*Presentar períodos de atención cortos referidos por sus maestros.
*Tener un aumento excesivo de la actividad motora o no quedarse quieto en un sitio
*No temerle al peligro.
*No respetar los turnos, no acatar órdenes ni seguir instrucciones.
*No ser organizado con sus tareas o cuadernos, ser indisciplinado en el colegio y la casa.
*Hablar continuamente.

¿Sospechas déficit de atención o hiperactividad en tu hijo?




icono ws