El entrenamiento de control de esfínteres, debe iniciarse en los niños y niñas en las edades comprendidas entre los 18 y 24 meses, ya que en esta edad se produce la maduración de los centros nerviosos cerebrales y músculos que hacen posible el control voluntario al orinar o defecar, y también pueden comenzar a “avisar” su deseo, siendo capaces de retrasar el momento de la micción o defecación y de hacerlo en el momento y lugar deseado.
La mejor manera de fomentar el control de esfínteres es a través del estímulo y la gratificación.
A partir de los 18 meses se debe sentar al niño en la bacinilla a la misma hora todos los días durante unos minutos. Con el tiempo ocurrirá la defecación o la micción espontánea. Este momento debe ser festejado con cariño y aprobación y poco a poco dicho evento se repetirá y se transformará en rutina.

¿A que edad inicia el control de esfinteres?




icono ws