Nunca debería introducirse el chupete en la rutina del niño antes de las tres primeras semanas de edad hasta que la lactancia materna esté bien instaurada, pues puede producirse el síndrome de confusión de pezón que afecta desfavorablemente el proceso de alimentación.
Si se utiliza el chupete, al final del primer año es conveniente empezar a desestimular su uso para evitar problemas de tipo ortodóntico como maloclusion dental.
Los niños que utilizan el chupete, tienen mayor incidencia a presentar infecciones óticas, especialmente en niños mayores de seis meses de edad.
El uso del chupete tiene pocas indicaciones y potencialmente puede generar problemas. Cuando se use, debe hacerse por periodos cortos y con precauciones importantes de tipo higiénico.

Chupete ¿Son buenos para tu bebe?




icono ws