Durante la primera semana de vida o hasta que el cordón umbilical se caiga, se recomienda un baño de esponja en el que se evite mojarlo, porque la humedad puede favorecer una infección y retardar su caída.
Se recomienda ubicar la bañera en un ambiente cerrado, emplear agua tibia, probando previamente la temperatura.
El baño trae otros beneficios como estimular el desarrollo psicomotor, brindar experiencias sensitivas, frío, calor e introducirlo como elemento de juego.
El contacto con el Sol estimula la síntesis de vitamina D, se recomienda preferiblemente en la mañana entre 8 y 10 a.m.

Como bañar al recién nacido




icono ws